El Akásha

 ¿ Qué son los registros Akáshicos?

Antes de contestarlo, os pido que cerréis los ojos respiréis profundamente unos instantes e intentéis sentirlo más que entenderlo. Hay un principio muy importante de este proceso y es la regla del permiso. Si cuando leéis esta web no os resuena no os llama, entonces no es el momento, quizás más adelante podrá ser, pero ahora no tenemos tu permiso integro, el permiso para hacerlo que tiene que venir de ti, si hay dudas o miedos simplemente no es el momento de hacerlo, no pasa nada, cuando será, será. Si estás leyendo esto ahora es que será parte de tu camino.

Como lo siento

Para mi el Akásha es una energía de luz, de dónde venimos y donde volveremos, y mientras estamos aquí es algo que está en todos nosotros y que muchos hemos olvidado.

En nuestra vida, muchos desarrollamos un ego que son nuestros pensamientos que tiene que ver con nuestra forma física y es tan fuerte en nosotros que nos identificamos con esa forma ese ego y perdemos el contacto con nuestro ser. Estará más o menos presente en nosotros dependiendo de la conciencia que hemos tomado de ello y del tiempo que llevamos entrenándonos en esa conciencia.

Es en el espacio de nuestro ser que está libre del ego y está en el aquí en el ahora, en el espacio entre pensamientos, en el momento en el cual tomamos conciencia, nos damos cuenta, de que es nuestro ego y elegimos no identificarnos con ello. En esos espacios, en esos silencios en los cuales escuchamos nuestra respiración y sentimos la energía que hay en nuestras manos sin mirarlas sin tocar nada, en todos esos momentos, estamos viviendo desde nuestro ser conectados con el Akásha.

Allí es dónde está esa parte de nosotros que está conectada y es parte del Akásha, y por tanto es lo que nos conecta con todos los demás seres. Sin las barraras que nos construimos por miedo hay una oportunidad de tomar conciencia de esto desde el sentir.

La primera vez que lo entendí desde el ser ( y no desde la teoría, que esa me la sabía requetebién ; ) ) fue en una meditación guiada en grupo, en ese momento se creó un espacio de energía. Sentí como toda la energía de todos los presentes estaba conectada y además estábamos conectados con algo más grande que hizo que se multiplicara el bien. Esa energía es a la que accedo cuando hago lecturas, cuando escribo, y cuando acompaño a las personas a que aprendan a hacer lecturas.

Me pongo al servicio de la vida para acompañar a las personas a que lo sientan y les ayude a vivir desde su ser porque es allí donde yo he encontrado la respuesta a muchas inquietudes, es allí dónde he encontrado la paz y he sentido algo más, la razón de mi vida.

la Teoría

Los Registros Akáshicos siempre han existido. Cada fé a lo largo de la historia los ha llamado de forma distinta y han accedido a ellos de manera diferente.

El adjetivo Akáshico o Akásico (nombre dado por la teósofa Annie Bésant) proviene de Akása o Akásha (del antiguo idioma sánscrito de la India) y su significado es “éter”, cielo, espacio o energía cósmica y primaria del origen y de todo lo que existe en el universo, siendo capaz de transportar el sonido, la luz y la vida.
Es una dimensión fundamental oculta con los elementos de la naturaleza, sin limitaciones de tiempo o espacio.
Esta energía de origen tiene dicha esencia antes de haber sido afectada por las acciones, pensamientos y sentimientos del hombre.

En La Biblia se menciona el ‘Libro de la Vida’.  El budismo lo llama «memoria del universo». Los semitas, los árabes, los asirios, los fenicios, los babilonios y los hebreos creían en estos Registros, como «tabletas celestiales» con la historia de la humanidad y toda su información espiritual. En Egipto se conocían como las “Tablas de Thoth. Los mayas creían en el “Banco Psi”. Los hindús hablan de el dios Chitra Gupta, que resumía la vida al final de la misma en un “libro”.

Contacto

Call Now ButtonLlamame si quieres saber más